cantabria | paisajes de cantabria | alojamientos | los cántabros | rutas por cantabria | restaurantes | artesanía y ocio
Cantabria
 
 

GUÍA DE COMILLAS. GUÍA TURÍSTICA DE COMILLAS. FOTOS Y QUÉ VER EN COMILLAS

ALOJAMIENTOS EN COMILLAS
ALOJAMIENTOS RURALES
-

Hoteles, Posadas y Casonas Palacio cerca de Comillas:
Casona de La Salceda. Treceño

Casas Rurales cerca de Comillas:
Las Tres Fuentes. Mazcuerras
La Casa de Mazcuerras. Mazcuerras
Apartamentos Ciudad de Petra. Santillana del Mar

RESTAURANTES
-

ALBUM DE FOTOS DE COMILLAS
-

CERCA DE COMILLAS
-

MAPA DE COMILLAS
-

 

 

Comillas

Para entonces, la sólida posición de Antonio López ya le había permitido entrar en contacto con las más altas instancias del poder de la nación; sobre todo a partir de se decidida actitud de apoyo a la monarquía de Alfonso XIII, cuando, con motivo de una de las campañas de la guerra de Cuba, puso a disposición del Gobierno parte de su flota para que éste pudiese trasladar soldados hasta la colonia antillana que buscaba la independencia. Todo ello le valió la concesión, poco antes de su muerte en 1883, del título de marqués de Comillas y la amistad de la propia familia real, a quien Antonio López llevó a veranear a su villa natal en los años 1881 y 1882. En el primero de aquellos dos veranos, y para agasajar la presencia real, el marqués se permitió el lujo de dotar a Comillas de la primera instalación de iluminación eléctrica pública de España. Ya entonces estaba terminado el palacio; la capilla panteón fue inaugurada aquel mismo verano y en ella ofició misa durante aquellos días mosén Jacinto Verdaguer, que era capellán y protegido del marqués. El Capricho y la futura Universidad Pontificia no eran aún ni siquiera un proyecto y sus obras no se iniciarían hasta dos años más tarde, en 1883.

El palacio de Sobrellano fue obra de Juan Martorell; además participaron otros artistas catalanes de gran talla como Domènech i Muntaner, Llimona o Llorens Masdeu. La construcción debe considerarse como una excelente manifestación del historicismo neogótico. Su interior, decorado con artesonados, maderas nobles, esculturas y pinturas, denota claramente las influencias del modernismo.
Junto al palacio se encuentra la capilla-mausoleo que, manteniéndose dentro del estilo neogótico, dispone de una esbelta torre cuya base configura la fachada. El interior contiene dos bellos sepulcros modernistas tallados en mármol por los catalanes Llimona y Vallmitjana.

El palacete de El Capricho, a pesar de sus reducidas dimensiones, es la obra más original y decididamente modernista de los tres edificios que se sitúan en la loma de Sobrellano. El Capricho fue diseñado por el genial arquitecto Antonio Gaudí, y puede considerarse como una de las realizaciones más libres y emblemáticas de la primera época de este gran maestro. El palacete, realizado entre 1883 y 1885, se organiza a partir de una sencilla planta en U, adaptada al terreno mediante un semisótano de sillería que se hace patente en dos de las fachadas. Por encima, dos pisos construidos en ladrillo con bandas de cerámica vidriada, material que se hace más abundante al llegar al alero y, sobre todo, en la torre atalaya que, levantada sobre cuatro columnas, remata una de las esquinas. La entrada principal se encuentra bajo las columnas que soportan la torre, y la fachada más larga se organiza a partir de un cuerpo central sobresaliente, en cuyos extremos Gaudí dispuso unos pequeños balcones decorados con finas y bellas rejerías de forja.
La gracia general de la construcción queda realzada por la original torre que, a modo de alto mirador, sobresale del conjunto, justificando con sus formas el nombre de El Capricho con el que se conoce el palacete.

A Comillas su talante clerical le llega no sólo por haber sido cuna de arzobispos y de obispos, sino también, y sobre todo, por su Universidad Pontificia. Situada en la colina de La Cardosa, la Universidad tuvo su origen en el magnífico Seminario que allí decidió construir el primer marqués de Comillas y de cuya realización hubo de encargarse su hijo, Claudio López Brú, el segundo marqués, tras la muerte de su padre. Las obras del Seminario se iniciaron en 1883 según los planos de Juan Martorell, asistido en la dirección de las obras por el arquitecto Cristóbal Cascante; pero en las tareas de decoración participaron también Lluis Domènech i Muntaner, Juan Llimona, Eduardo Llorens y José María Tamburini.
La finca donde se encuentra la antigua Universidad Pontificia ocupa toda la colina de la Cardosa y a ella se accede a través de una original portada, situada en la zona baja, que ya anuncia el estilo neogótico de influencia mudéjar que caracteriza al gran edificio. Dispone éste de una planta rectangular cuya fachada principal alcanza casi el centenar de metros, realizada, primordialmente, a partir de una sabia combinación de piedra y ladrillo; este último material es el responsable del tono rojizo que caracteriza al edificio.
De su decoración se encargó Lluis Domènech i Muntaner, quién dejó buena muestra de sus tendencias modernistas en la magnífica doble escalinata de mármol, en los mosaicos del suelo, en el artesonado o en la delicada puerta de bronce de la entrada conocida, por el motivo que la decora, como puerta de las Virtudes.
El seminario quedó concluido en 1889 y su actividad docente pronto alcanzó fama y eso hizo que, en 1935, se transformara en Universidad Pontificia. Como tal funcionó hasta 1960, año en que se inició el traslado de la institución a Madrid, donde aún hoy mantiene el nombre de Universidad Pontificia de Comillas.
En los años de máximo apogeo del Seminario y de la Universidad, en la colina de la Cardosa se levantaron otros edificios, pero ninguno tiene la gracia ni la riqueza de materiales de la obra que diseñó Martorell.

A los pies de la colina discurre la carretera que desde Comillas conduce hasta la ría de la Rabia, la playa de Oyambre y, finalmente, hasta San Vicente de la Barquera.


Palacio del Marqués de Comillas
Palacio de Sobrellano
Capricho de Gaudí
Universidad Pontificia
Universidad Pontificia. Portada
Comillas. Fotografía desde el Palacio de Sobrellano
comillas
 
 
Periplo Visual contacto: info@periplo.com